Seda: la fibra perfecta.

La seda es una de las fibras más perfectas y de mayor calidad del mundo, lo que la convierte en una de las más exclusivas. Es un producto textil de procedencia natural que combina características inimitables respecto a su lustre, suavidad, textura y movimiento, así como la resistencia del hilo, su elasticidad y finura que aún no ha logrado ser igualada por ninguna fibra sintética creada artificialmente por el hombre.
Apta para todos los climas, el roce de la seda con el cuerpo es siempre sensación de confort. En verano te protege del viento dejando respirar a la piel y en invierno te permite cubrirte, conservando en todo momento la temperatura natural de tu cuerpo. Y es recomendada por los médicos para pieles sensibles.

Todo esto tiene un porqué… ¡Aquí sus propiedades únicas!

Natural

La seda es una textil de origen 100% natural. Su fibra se obtiene del capullo del gusano de seda, Bombyx mori. Esta es la propiedad que le aporta, de base, un gran número de propiedades que le son únicas, ya que aun no ha podido ser igualada por ninguna fibra sintética creada artificialmente por el hombre.

Hipoalergénica / antibacterial

La seda tiene propiedades muy resistentes a los ácaros y a las bacterias, no produce olores ni absorbe el polvo. No daña las pieles sensibles, secas o irritables, lo que beneficia a aquellas personas que sufren de eczemas o son alérgicas a los tejidos sintéticos.
Se dice que esta fibra sirve de protección contra varias enfermedades de la piel. De hecho, existen cosméticos preparados con polvo de seda.

Termo-reguladora

Los hilos del tejido de seda realizan una función de regulación de temperatura mediante el aire que se mueve dentro del espacio que hay entre ellos. Su baja conductividad mantiene el aire caliente cerca de la piel durante el clima frío.

Extra confortable

Los aminoácidos que componen la seda son suaves al tacto, lo que aporta siempre una sensación placentera. Además, por ser la seda la fibra natural más fina,flexible y ligera, facilita el movimiento de la tela y su adaptabilidad a nuestro cuerpo.

Transpirable

La seda, al ser un producto completamente natural, es altamente transpirable.Evapora la humedad que absorbe del sudor y ayuda a mantener siempre la temperatura constante haciendo que la piel respire y se mantenga fresca.
Esto hace que sea cómodo de llevarla en climas cálidos y en situaciones de actividad física.

Liviana

Por sus componentes naturales la seda es extremadamente liviana. Su peso se expresa en una unidad de medida denominada ‘Mommes’ (mm).
Además, por ser la fibra natural más fina, flexible y ligera, proporciona una agradable sensación de suavidad y ternura lo que produce un efecto relajante para el sistema nervioso.

Aislante

Como otras fibras de origen natural, la seda es un excelente aislante de la temperatura exterior. En invierno aporta calidez y en verano frescura.

Antiestática

La composición de la seda, al contrario de los tejidos sintéticos, permite que no se cargue de energía estática, evitando las desagradables sensaciones que produce una fibra artificial al pasar esta energía a nuestra piel.

Seda: La fibra perfecta

Naturalmente maravillosa… la seda es por estas razones y muchas más nuestro textil ILUSTRE®. ¿Cuántas de sus propiedades conocías?

We love Silk!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba